Porque a veces es bueno utilizar buenas prácticas…

0
880

Original : 24 de Mayo de 2016

Sabemos que nadie es perfecto en este mundo y qué nuestro mundo lo único que tenemos como lugar para vivir, empezando qué ya inicio la temporada de lluvias acá en Panamá y qué precisamente fue un 10 de mayo qué nos toco una lluvia pero si con ganas, llovió al rededor de dos horas pero con eso fue más que suficiente para que la avenida que teníamos a la vista se inundara pero después de eso todo regreso a la normalidad y hasta donde me di cuenta el nivel del agua descendió bastante rápido, señal de que deben de tener un buen sistema de drenaje en Panamá.


Al día siguiente me toco regresar a Colón a hacer una visita de rutina al Data Center para verificar un conflicto en uno de los servidores qué están operando en ese Data Center qué la verdad no fue nada complicado (lo bueno) y se pudo resolver en cuestión de minutos pero si me hizo recordad a la temporada de invierno en  mi lugar de crianza y les explico, un Data Center es un lugar donde se albergan uno o más servidores de gran capacidad (computadoras) y una de las condiciones qué debe tener un Data Center es tener una temperatura bastante baja que ronda al rededor de entre los 12 y 18 grados centigrados y la razón es para mantener a los servidores «frescos» ya que estos generan bastante calor por su operación y es bastante normal pero si no se están enfriando constantemente pueden ocurrir dos cosas comunes, la primera, alta temperatura afecta el rendimiento del equipo y por lo tanto no opera al 100% de su capacidad y la segunda, se puede generar un daño directo al hardware por sobrecalentamiento.

Pero les mencionaba,  me hizo recordar a mi lugar de crianza (San Felipe, B.C., Mx) por que en los inviernos son con temperaturas extremadamente bajas y hasta donde yo recuerdo ha llegado a estar hasta -5 grados centigrados y eso si es bastante frío que por cierto esta última vez que fui de visita a San Felipe la primer semana sufrí bastante por que no aguantaba el frío, pero también fue por la falta de costumbre ya que a donde me mude a vivir antes de mudarme nuevamente a Panamá es un clima más húmedo y en el invierno no hace tanto frío y pues ya teniendo un par de años de no visitar el mero frío pues me desacostumbre, pero pues nada que no pudiera superar.


Y claro como era de esperarse no podía faltar, dado que el inventario de las bebidas etílicas en el depa esta por debajo de la cantidad que debe de haber pues hubo que surtirse en parte (aclaro, no toda la caja se quedo en el depa) y pues uno tuvo que apoyar en las comprar y fui a una conocida empresa que maneja gran variedad de botellas con contenido etílico a adquirir esta caja coqueta de Grand Old Parr y que por cierto ese día me tocó ser el chófer de la H1 con destino de regreso a la ciudad de Panamá.


Al día siguiente todo transcurrió tranquilamente, no pasó nada relevante excepto en la noche, tocó ver una vista tan hermosa desde la ventana del departamento la cual les comparto a continuación.


Todo pintaba a que el fin de semana iniciará mal porque desde antes de regresar a Panamá vimos al horizonte de que el clima no se prestaría para poder salir ni nada, y si, no nos dio chanza ni de bajar a la alberca del edificio pero lo que compenso tal cosa es la vista, se las dejo aquí.


Termina el fin de semana y comienza nuevamente la rutina y me toca regresar nuevamente a Colón (Zona Libre) y esta vez para realizar tareas de mantenimiento en un servidor que esté no por nada pero tiene mucha potencia, nada más cuenta con la humilde cantidad de 128GB de ram, 8 Solid State Disk y 2x procesadores Intel XEON v3 de 2.60GHz que en palabras mortales es un chingo… Mantenimiento de rutina al servidor y chequeo preventivo para ver si se detectaba alguna anomalía en ese momento y el resto de la semana también asistí a la misma bodega para dar soporte a la red qué hay si hubo bastante trabajo que hacer.



Y llega nuevamente el fin de semana y todos felices en la H1 de regreso a Panamá para iniciar el fin de semana, esta vez el clima se portó bastante bien qué pudimos bajar al área social y estar en la alberca sin ningún inconveniente, pasa sábado, llega domingo y nadie tenía ganas de preparar desayuno y a mi amigo Fernando se le ocurre qué fuéramos a desayunar en Dunkin’ Donuts y claro que después de haber desayunado no podíamos dejar pasar el pecado y compramos una docena de donas las cuales están muy, muy ricas pero muy empalagosas a la vez pero en lo personal las recomiendo.


Para antes de terminar el sagrado domingo recibo un texto inesperado de mi gran Compa David Levy (C3) haciendo la invitación para que asistieramos un par de horas a su humilde casa y claramenta la cual aceptamos y como todo buen mexicano fuimos de traje, refresco, hielos y vasos (aclaro, mi compa nos dijo que llevaramos y todo fue un pequeño rato de convivencia) ha! no lo he mencionado pero mi Compa David es Venezolano para que se enteren… Llegamos y todo y después de una leve plática nos invitó un licor que se elabora en su país el cual se llama Diplomático el cual algunos podrán decir de solo ver la botella que está malo pero creanme esta bastante rico este ron, les comparto imágenes de la botella.


Ya para despedirme por esta vez, no admitiré que regresamos mal al edificio después de haber visitado a mi Compa David (C3) porque no es verdad pero les diré que bien se siente recordar a tu país sentado en la banqueta con una Corona y ver que pasa la policía y te ponen cara de te vamos a llevar… jajajaja…

Me despido de ustedes y también el buen amigo panameño Guby The Child Maker C.